La noche de Burns

La noche de Burns es una celebración escocesa en la que se recuerda la vida y la obra del poeta Robert Burns (1759-1796), que tuvo su origen unos años después de la muerte del poeta, promovida por un grupo de amigos y conocidos que quisieron honrar su memoria. Las primeras conmemoraciones tuvieron lugar el 21 de julio, en el aniversario de la muerte del poeta, pero más tarde se cambió al 25 de enero, día en que nació. Con el paso del tiempo el 25 de enero se ha convertido en un día de celebración de la cultura escocesa, de la que Burns es considerado un icono, por su gran aportación.

Robert Burns, retrato de Alexander Nasmyth, 1787

Robert Burns nació en Alloway, Escocia, el 25 de enero de 1759, y murió en Dumfries, Escocia, el 21 de julio de 1796, con tan sólo 37 años. Pasó su juventud trabajando en la granja de su padre. A pesar de su pobreza, fue siempre muy leído, y empezó a escribir escapando así de sus orígenes humildes. Es considerado como uno de los pioneros del movimiento romántico y ya alcanzó gran fama con la publicación de su primera colección de versos, escritos, en su mayoría, en lengua escocesa. Su obra trata, sobre todo, de temas de folclore escocés pero visto desde la perspectiva de las clases populares. Su poema más famoso es “Auld Lang Syne”, que se canta en toda Escocia en Nochevieja.

La celebración principal de la noche de Burns consiste en una cena, en la que tienen lugar una serie de rituales. Son muchas las personas, grupos y asociaciones que celebran esta cena, tanto en Escocia como en el resto del mundo. Puede ser formal o informal, tan sólo para hombres, o tan sólo para mujeres, o también para ambos sexos. Los eventos formales consisten en brindis y lecturas de textos escritos por Burns. Según el grupo o lugar en el que se organice el evento, la ceremonia variará. Muchos hombres llevan kilt o falda escocesa y las mujeres chales, faldas o vestidos hechos con el tartán de su familia. El tartán hace referencia a los patrones de cuadros escoceses representados en los tejidos típicos, cuyos colores y diseños representan al clan al que pertenece su portador.

Como hemos dicho, la velada se centrará en la cena. Suele comenzar con el discurso de bienvenida del anfitrión y bendición de la mesa (esta bendición es la Selkirk Grace). El primer plato es una sopa, Scotch-broth (caldo escocés) o Cock-a-leekie soup (sopa de puerros, patatas y caldo de pollo). Después entra el plato principal, el haggis, una especie de salchicha preparada en el estómago de un cordero, que se sirve en una gran fuente mientras suenan gaitas escocesas. Cuando el haggis está en la mesa, el anfitrión recita la oda que el poeta escribió al plato escocés, Address to a Haggis. Entonces se corta el haggis en dos, y se brinda, normalmente con whisky, puesto que éste es el punto álgido de la velada. El haggis suele ir acompañado de neeps and tatties, puré de colinabo y patatas.

Haggis, neeps and tatties

La cena puede ir seguida por un postre, y como postres típicos encontramos el clootie dumpling (un pudin típicamente escocés) o tipsy laird (un bizcocho borracho). Tras la cena el ritual tradicional, a pesar de todo el whisky que se consume en los numerosos brindis, suele estar muy bien estructurado. En primer lugar, uno de los invitados pronuncia un breve discurso celebrando aspectos de la vida u obra de Robert Burns, y que se conoce como Immortal Memory (memoria inmortal). Después se hace un brindis por las damas, por parte de un comensal masculino, que habla de su visión de las mujeres en general. Suele ser un discurso humorísitco que luego se responde por parte de las damas, en el que una invitada femenina presenta su visión sobre los hombres, respondiendo, si quiere, al discurso anterior. Finalmente, se recitan los poemas y canciones más conocidos de Burns, e incluso puede que haya baile tradicional escocés o cilidh (aunque el baile no se reconoce como una de las partes tradicionales de la cena).

Os dejo con la receta de uno de los postres típicos, el Tipsy Laird. Si queréis aventuraros con el haggis, os recomiendo que probéis con la receta de pastel de haggis Jamie Oliver, pero yo lo dejo para otra ocasión. El Tipsy Laird es la versión escocesa del trifle inglés, un bizcocho borracho con frutas y crema, en el que se sustituyen el jerez por el whisky, y las fresas por frambuesas. He adaptado una receta de Elaine Lemm:

Ingredientes (para 6 personas):

  • 300g de bizcocho, cortado en rebanadas no muy finas
  • 300g de frambuesas
  • 6 cucharadas de whisky o, si podéis encontrarlo, Drambuie
  • 500ml / 2 tazas de natillas
  • 500 ml / 2 tazas de nata montada
  • Un puñado de almedras tostadas en láminas

Preparación (se tarda una media hora):

  • Hemos utilizado vasos individuales, pero también es posible prepararlo en una única fuente.
  • Ponemos las rebanadas de bizcocho en el fondo de los vasos.
  • Reservamos unas frambuesas para la decoración pero ponemos el resto sobre el bizcocho. Rocíamos con whisky (1 cucharada por vaso).
  • Es hora de verter las natillas. Sed generosos.
  • Acabamos con una buena capa de nata montada.
  • Decoramos con frambuesas y almendras laminadas tostadas. También podemos poner virutas de chocolate.

¿Os gusta el resultado?

Tipsy Laird 6

Para terminar, os recomiendo que visitéis el enlace de una de las páginas oficiales de turismo de Escocia sobre la noche de Burns, en la que encontraréis más información y otras cositas, incluso una aplicación para el móvil!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s